Duende y sentío

 pastora1Esbozar las raíces ontológicas del flamenco a partir de, al menos, tres motivos: el duende, la función interjectiva del “olé” y la relación del flamenco con el sentido. Comenzar discutiendo el significado de los términos “raíces ontológicas” y “flamenco”. Para “flamenco”, término que en principio parece más sencillo, discutir la pertinencia de considerarlo desde perspectivas antropológico-etnológicas como cultura holista, no sólo por la variedad de sus manifestaciones (música-literatura en el cante y el toque, danza-gestualidad en el baile, conexión estética y semántica con el toreo), sino por sus vínculos con la constitución de lo político en sentido amplio: principios de organización social (articulación de las instituciones sociales, como la familia; organización de la pedagogía, etc.) sistemas axiológicos, mundos afectivos y otros marcos de experiencia. ¿Constituye el flamenco una “weltanschauung” o cosmovisión determinada? En qué medida sí, en qué medida no. Y sobre todo, ¿en qué medida es útil para dar el relevo a la consideración ulterior?, la consideración que pasa por entender que hay algo así como una “ontología flamenca” o, de manera más ajustada aunque quizás un tanto más contraintuitiva, que el flamenco es ontológico. En relación al significado de esto último, de la expresión “raíces ontológicas”, hacer referencia desde el comienzo a la “filosofía de cualquier cosa” como perspectiva privilegiada. (Pretexto para desarrollar estas posiciones). La filosofía (ontología) no tiene temas, consiste propiamente en atender a la tematización. Referir al aspecto productivo de la individuación univocista y/o ámbito de constitución del sentido en la fenomenología o dispositivo de la verdad ontológica a través de las coordenadas de Heidegger. A diferencia de una discusión en el seno de una ontología dada (el flamenco nos cuadra aquí o nos cuadra allá), insistir en el carácter productivo del flamenco. El flamenco no se acomoda o subsume a un marco ontológico (aunque podría hacerse el ejercicio), sino que incide en la producción ontológica misma como “tema” de la ontología. El flamenco produce en este sentido ontología. Aclarar una vez dicho esto lo siguiente: no atender meramente a las cuestiones semánticas de los versos en el cante. Hay un límite de esterilidad en el comentario o la interpretación del texto. Atender por el contrario a la práctica, a lo que sucede. Esto implica una no subordinación a la dimensión expresiva del lenguaje. Cosa por cierto que habría que enlazar posteriormente con la cuestión del sentido. El lenguaje es uno de los modos de hacer cosas, y no meramente un sistema de expresión.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s